Marketing musical: una nueva manera de comprar

El marketing musical nos influye de manera notable a la hora de comprar

El llamado marketing musical influye en nuestros sentidos para generar emociones asociadas a un producto o a una compañía.

La música puede manipular cómo los consumidores se comportan en un establecimiento. Puede servir para cambiar el público objetivo al que se dirige un producto. También lo puede hacer para ayudar a reforzar el eslogan con el que se lanza una novedad al mercado.

El poder de la música en una tienda para incentivar el consumo es impresionante. Su potencial llega hasta tal punto que su impacto no solo llega a los consumidores, sino también a sus hijos. Ya desde el embarazo, los bebés escuchan la misma música que sus madres, por lo que se sentirán luego más cómodos o menos cómodos con uno u otro estímulo musical.

En una cadena de centros comerciales empezaron a utilizar diferentes recursos para hacer que las compradoras embarazadas se sintiesen cómodas en sus tiendas (con el objetivo de que comprasen) y entre ellos situaron el de poner grandes éxitos de su juventud y ciertos sonidos creados para generar una sensación de comodidad. Tras el nacimiento de los bebés, las madres empezaron a escribir a los responsables de los centros comerciales para explicarles un fenómeno que ellas no entendían: sus hijos se sentían más calmados al entrar en el centro comercial.

La música es uno de los elementos fundamentales del neuromarketing

Es uno de los trucos que se utiliza. Por ejemplo, para cambiar el flujo de visitantes se pone música más acelerada. Esto hace que los consumidores compren más rápido. Por el contrario, una más lenta hace que vayan más despacio.

En un experimento, Adrian North, de la Universidad de Leicester (Reino Unido), demostró que el origen de la música que suena en una tienda puede condicionar al cliente. Por ejemplo, se comprobó que si en una tienda de vino se reproducía música francesa como hilo musical, el 77% del vino vendido durante el día era francés. Cuando se escuchaba música alemana, sin embargo, el 73% del vino vendido durante la jornada era de origen alemán.

El marketing musical tiene muchos beneficios. La música genera un bienestar emocional en el comprador. Si al hacer la compra escuchamos una canción que nos pone de buen humor, lo asociamos como algo bueno y positivo, lo que nos hace ponernos contentos en ese mismo instante, siendo el mismo mecanismo cuando hacemos la compra. Si nos sentimos felices, compraremos de forma más compulsiva y permaneceremos más tiempo en el establecimiento.

Por otra parte, la música tiene también un alto valor a la hora de diferenciar targets. Por ejemplo, en las tiendas Bershka, la música es una gran barrera de entrada para quienes no son su público objetivo.

La música está con un volumen elevado, por lo que para ellos será demasiado ruidosa y molesta. Todo lo contrario ocurre en las tiendas de moda de aires más premium. Allí suenan melodías suaves.

Escoger la música más adecuada conseguirá que el recuerdo de marca se quede para siempre. Esto sucede, por ejemplo, con la banda sonora de Doctor Zhivago, que para los consumidores es ya la música del anuncio de Lotería de Navidad. Sin duda, un buen ejemplo de marketing musical.

Utilizar la música para vender no es algo que se limite a la comunicación publicitaria o al punto de venta, también hay que tener una buena estrategia relacionada con el sonido cuando se crea la identidad del propio producto.

Los sonidos se asocian directamente al producto y a sus valores positivos y recuerdan siempre la marca al consumidor. Esto ocurre, por ejemplo, con los avisos de megafonía de los trenes de Renfe. Lo mismo pasa con la sintonía de Nokia, que es una de las más populares del mundo. Su sintonía se reproduce unas 20.000 veces cada segundo en todo el mundo. Curiosamente, la sintonía proviene de una obra del compositor Francisco Tárrega.

En la Asesoría Musical un equipo de Profesores de Conservatorio ofrecen y asesoran sobre la música más adecuada a empresas, tiendas, agencias de publicidad, etc. siendo una de las herramientas más poderosas para comunicar y vender. Estos Profesores de Conservatorio son José Vicente León y Rebeca Capella, autores de este artículo y pertenecientes a El Regalo Musical.

Tendencias sobre marketing musical

Antes de terminar os dejamos un listado de tendencias que hacen gala del marketing musical a la perfección:

  • Vídeos cortos
  • Los influencers
  • Las apps de mensajería

Si al leer este artículo te has quedado con ganas de escuchar música, os recomiendo Autorip. Compra la música que quieras y obtendrás la copia digital para poder disfrutarla estés donde estés. Además, os dejo unos cuantos consejos para la compra online. Recuerda que el marketing musical es una opción muy viable para cualquier empresa.

Plataformas de vídeo alternativas a Youtube

Actualmente a nadie le sorprende que hablemos de Youtube como la plataforma de vídeo más importante y que más presencia tiene en el mundo. Aún así, no son pocos los que prefieren encontrar otras alternativas y alejarse de la famosa red Youtube, por lo que hoy veremos plataformas de vídeo alternativas.

Plataformas de vídeo alternativas a Youtube:

DailyMotion

Dailymotion es una plataforma en la cual los usuarios pueden subir, ver y compartir videos de gran variedad. Aloja formatos muy diversos como clips de películas, programas de televisión y vídeos musicales, al mismo tiempo que cuenta con los videoblogs (muy famosos en Youtube). Lo que pocos saben es que esta plataforma nació casi al mismo tiempo que Youtube, pero DailyMotion siempre se ha orientado más a la creación de contenido semiprofesional (o directamente profesional).

Vimeo

Vimeo permite compartir y almacenar videos digitales al mismo tiempo que los usuarios pueden comentar en la página de cada uno de ellos. Una característica curiosa de Vimeo es que no admite comerciales de televisión, demostraciones de videojuegos (principal contenido de Youtube), pornografía o cualquier contenido narrativo que según sus normas sugieran ser contenido comercial (vaya, que nada de publicidad).

Wistia

Esta plataforma está principalmente orientada al trato con las empresas, ayudando a los profesionales a subir su contenido a su página web. Algo muy útil para las empresas es que esta plataforma incluye la posibilidad de realizar llamadas personalizadas durante sus herramientas de video y almacenamiento de correo electrónico. En definitiva, si eres una empresa, aquí tienes tu mejor opción.

Hasta aquí la lista de las plataformas de vídeo alternativas a Youtube, soy consciente de que existen otras bastante conocidas pero he utilizado únicamente estas tres y me han parecido muy buenas plataformas. ¿Qué plataforma alternativa a Youtube recomendarías al resto de usuarios? Puedes dejarlo en un comentario y así le echaremos un vistazo.

Comienzos e historia de la radio

Historia de la radio

En 1864 James Clerk Maxwell demostró matemáticamente que las ondas electromagnéticas podrían propagarse a través del espacio libre. Los efectos de las ondas electromagnéticas (en ese entonces inexplicadas «acción a distancia») fueron observados antes y después del trabajo de Maxwell por muchos inventores y experimentadores incluyendo George Adams (1780-1784), Luigi Galvani (1791), Peter Samuel Munk 1835), Joseph Henry (1842), Samuel Alfred Varley (1852), Edwin Houston, Elihu Thomson, Thomas Edison (1875) y David Edward Hughes (1878).

Edison dio al efecto el nombre de «fuerza etérica» ​ y Hughes detectó un impulso de chispa de hasta 500 yardas (460 m) con un receptor portátil, pero ninguno pudo identificar qué causó el fenómeno y usualmente se descartó como inducción electromagnética. En 1886 Heinrich Rudolf Hertz notó el mismo fenómeno de chispas y, en experimentos publicados (1887-1888), fue capaz de demostrar la existencia de ondas electromagnéticas en un experimento que confirma la teoría de Maxwell del electromagnetismo.
El descubrimiento de estas «ondas hertzianas» (ondas de radio) provocó muchos experimentos de los físicos. Una conferencia de agosto de 1894 del físico británico Oliver Lodge, donde transmitió y recibió «ondas hertzianas» a distancias de hasta 50 metros, fue seguida el mismo año con experimentos del físico indio Jagadish Chandra Bose en óptica de microondas de radio de extremadamente alta frecuencia y un un año más tarde con la construcción de un detector de rayo basado en rayos del físico ruso Alexander Stepanovich Popov.

Comenzando a finales de 1894, Guglielmo Marconi comenzó a perseguir la idea de construir un sistema telegráfico sin hilos basado en ondas de Hertzian (radio). Marconi ganó una patente en el sistema en 1896 y lo convirtió en un sistema de comunicación comercial durante los próximos años.

AVANCES EN EL SIGLO XX

Los sistemas de radio de comienzos del siglo XX transmitieron mensajes sólo por código de onda continua.

Los primeros intentos de desarrollar un sistema de modulación de amplitud para la voz y la música se demostraron en 1900 y 1906, pero tuvieron poco éxito. La Primera Guerra Mundial aceleró el desarrollo de la radio para las comunicaciones militares, y en esta era los primeros tubos de vacío se aplicaron a los transmisores de radio y receptores. La amplificación electrónica fue un desarrollo clave en el cambio de radio de una práctica experimental de expertos en un electrodoméstico.

Después de la guerra, la radiodifusión comercial comenzó en la década de 1920 y se convirtió en un medio de comunicación importante para el entretenimiento y las noticias. David Sarnoff, un exponente temprano de la radio de la difusión, persuadió a la Corporación de la Radio de América comenzar un servicio de radiodifusión AM que creció rápidamente en renombre.

La Segunda Guerra Mundial aceleró de nuevo el desarrollo de la radio para los propósitos del tiempo de guerra de la comunicación de la aviación y de la tierra, de la radio navegación y del radar. Después de la guerra, los experimentos en la televisión que habían sido interrumpidos se reanudaron, y también se convirtió en un medio de difusión de entretenimiento doméstico importante.

La radiodifusión FM estéreo de radio se estaba llevando a cabo a partir de la década de 1930 en los Estados Unidos y AM desplazado como el estándar comercial dominante en la década de 1960, y por la década de 1970 en el Reino Unido.